Todas las aplicaciones nuevas tendrán que apuntar a la API correspondiente a Android 8.0 Oreo a partir del primer día de agosto, eso supone que todas las nuevas apps se beneficiarán de aquellas funciones, mejoras de seguridad, de gestión de notificaciones y demás novedades introducidas junto a la última versión de Android, algo mucho más importante de lo que puede parecer a simple vista.

Una de las novedades más importantes introducidas en Android 8 fue la gestión mejorada de notificaciones, los usuarios pueden configurar las notificaciones de una aplicación de manera más exhaustiva, dado que estas estarán separadas en distintas categorías, que podrán activar o desactivar para recibir unos u otros avisos.

Otra mejora que debutaba en Oreo fueron los límites de ejecución en segundo plano para las aplicaciones. Esta funcionalidad hace que las apps se consideren inactivas cuando no permanecen en primer plano, y por lo tanto se restringe la ejecución de nuevos servicios y procesos por parte de estas.

Tal y como ya vimos en su momento, la lista de aplicaciones que soportan el modo Picture in Picture de Android 8.0 Oreo es, de momento, muy reducida.

2018 es el año del notch y las pantallas alargadas. Y gracias a que las apps estarán orientadas a esta edición de Android, podrán utilizarse sin ningún problema en cualquier smartphone, sea cual sea su formato de pantalla.

Mereces lo que sueñas