10 tips para ahorrar megas

1. No confíes en la red Wi-Fi de tu casa mientras duermes

Esta puede que sea no tan necesaria si tomamos en cuenta que lo que la mayoría de las personas hacemos al llegar a casa es conectarnos a la red Wi-Fi, pero suponiendo que te encuentras fueras de casa o no hay una red doméstica a la cual conectarte, desactiva la transmisión de datos, de esta manera evitarás que durante la noche se esté actualizando el correo electrónico, recibiendo notificaciones de tus aplicaciones, etc. Nada va a pasar si esperas al día siguiente para saber qué ocurrió durante la madrugada.

 

 

2. Desactiva las actualizaciones automáticas de aplicaciones

La ruta para desactivar esta función en iPhone es la siguiente:

 

Ajustes General > Actualización en segundo plano > Desactivar casilla general para bloquear todas las actualizaciones, o en todo caso, seleccionar de manera manual las que no crees necesarias.

 

En Google Play hay una opción similar. Para cerciorarte de que tienes seleccionada la opción correcta, busca el botón de menú, desde Google Play, selecciona Ajustes y después la opción de Actualizar automáticamente. Ahora selecciona la opción de "Actualizar las aplicaciones automáticamente sólo a través de Wi-Fi".

 

 

3. Actualiza tu correo de manera manual

 

Otra manera en la que tu celular consume Internet es cuando actualiza la bandeja de entrada para notificarte de nuevos correos, y esto resulta bastante útil si tu escuela o trabajo lo requiere, de no ser así, son megas valiosísimos que vas a agradecer no haber gastado a finales de mes.

 

Para hacerlo, dentro de tu correo busca el botón de menú y dentro de las opciones encontrarás muchas formas de personalizar el envío y recepción de mensajes.

 

 

4. Usa las versiones móviles de los sitios en internet

 

Seguramente te has encontrado con páginas, que al navegar en internet se ven completamente distintas al sitio que ves desde tu computadora, y también debes haberte encontrado con páginas que al cargar en el teléfono tardan años porque ves en una pequeña pantalla todo lo que aparece en la versión web.

 

Esto es porque hay sitios que aunque no tengan una aplicación para acceder a sus servicios, han trabajado en desarrollar versiones móviles, es decir, un modo de visualización especial para teléfonos y tablets. Por lo general, si el sitio cuenta con esta plataforma, te redirecciona de manera automática cuando te metes, pero de no ser así, intenta escribiendo m. al inicio de la dirección, en lugar de www. Esto evitará que el navegador utilice más datos para descargar contenido pesado. Por ejemplo, m.eluniversal.com.mx.

 

 

5. Descarga apps y videos, sólo con Wi-Fi

Parece sumamente obvio, pero a veces se nos olvida que lo que más consume internet es ver videos de Youtube (o de cualquier otro sitio), hacer llamadas “gratuitas” en alguna aplicación de mensajería, descargar documentos que nos mandan por correo electrónico e instalar aplicaciones, sobre todo juegos que siempre son los más pesados.

 

Sacrifica ver ese video que te mandaron tus amigos por no quedarte sin WhatsApp, Twitter o Facebook a fin de mes, finalmente no cuesta nada esperar a la escuela, trabajo, casa o a cualquier lugar en donde haya una red Wi-Fi a la que puedas conectarte. Si por otro lado cuentas con un plan especial para uso de redes sociales y aplicaciones de mensajería gratuitas sólo corrobora los términos y condiciones de cada plan pues muchos de ellos limitan la descarga de imágenes y video en su navegación.

 

 

6. Mide tu consumo con una aplicación

Una excelente manera de monitorear el consumo de datos es descargando alguna de las muchas aplicaciones que existen actualmente para iOS, Android y Windows Phone, algunas son gratuitas y algunas son de pago, lo importante es que tengas un medidor que te ayude. Personalmente te recomiendo CallMonitor, 3G Whatchdog, Traffic Monitor y Onavo. Ahora que si eres cliente Telcel, la app Consumo de Internet para iOS y Android, te muestra el consumo más preciso de tus megas, en caso de que cuentes con un plan de renta con ellos.

 

 

7. Ten cuidado con lo que publicas en tus redes sociales

 

Estar al pendiente de lo que hacen tus amigos y conocidos en internet puede llegar a ser muy entretenido, y a veces útil, pero no es necesario hacerlo todo el tiempo, así que valdría la pena moderar tu interacción en redes sociales, sobre todo al momento de abrir fotos o subir una. Para que te des una idea, descargar una foto de alta resolución representa 1 MB, mientras que subir tus propias fotos a Facebook o Twitter puede consumir en promedio 500 KB.

 

 

8. Usa mapas off line

Si vas a realizar un viaje, o sueles apoyarte siempre en los mapas para llegar a una dirección, puedes ahorrar datos utilizando los mapas de Google, de manera que la aplicación no estará actualizando los mapas cada vez que avanzas. Si no sabes cómo realizar esta acción, échale un vistazo este tutorial.

 

 

9. Desactiva los servicios de geolocalización

Muchas aplicaciones utilizan servicios de geolocalización para ofrecer una experiencia de interacción más completa, pero esta también es una de las tareas que más consumen datos. Aplicaciones como Twitter, Facebook, Waze, Foursquare, entre otras, suelen utilizar tu ubicación para sugerirte lugares de interés cercanos a ti o indicar el lugar desde el cual publicas, pero si lo desactivas, tienes la oportunidad de reducir los megas consumidos mientras estas aplicaciones están en uso.

 

 

10. Apaga la sincronización iCloud en redes móviles y respalda tus fotos sólo a través de Wi-Fi

 

Los usuarios de iPhone tienen una gran ventaja con la sincronización de la nube iCloud, aunque esto también implica que cada que tomas una foto o video y se sube automáticamente a la nube, sólo por dar un ejemplo, también se está consumiendo Internet. Así que una buena opción para ellos puede ser apagar esta sincronización automática y permitirla únicamente cuando se está conectado a una red Wi-Fi.

 

Para los usuarios de Android una aplicación excelente es Google Fotos, ya que ésta realiza un respaldo automático de todas las fotos capturadas con la cámara, sólo hay que cerciorarse de que la aplicación esté configurada para hacer esto "Sólo cuando haya conexión Wi-Fi", y no mediante red móvil. Para revisar esta configuración busca tu botón de menú, ve a Ajustes- Copia de seguridad automática y realiza todos los ajustes que necesites dentro del menú.

Etiquetado:

Comentarios

Accede o Regístrate para comentar.